TRATAMIENTO


Actualmente no existe remedio para la enfermedad de Parkinson. Si el tratamiento progresara más allá de los síntomas menores, sería necesario un tratamiento por medio de medicamentos. La medicina frequentemente recetada es la Levadopa (L-DOPA), la cual ayuda a reponer una de las dopaminas perdidas. También podrían recetarse otros medicamentos, incluyendo los antihistamínos y los antidepresivos.
En estos momentos L-DOPA se considera el medicamento más eficaz. Sinemet, una combinación de Levadopa y Carbidopa, es normalmente el medicamento que más doctores usan para tratar a los pacientes con la enfermedad de Parkinson. Aunque effectos secundarios, como las diskenesias (movimientos incontrolables) y la confusion, se encuentran a los 8 años, el uso de estas medicinas puede traer alivio por 10 a 15 años.

Complicaciones del tratamiento farmacologico
El tratamiento médico de los pacientes con Enfermedad de Parkinson se basará en el uso de la l-dopa, farmaco que se transformará en en Dopamina, que es la sustancia que escasea en el tallo cerebral de los pacientes afectos de esta enfermedad. A pesar de que los pacientes notan una gran mejoría luego de la introducción de este fármaco, esta mejoría al cabo de 7 años de tratamiento comienza a disminuir, debido a las complicaciones o efectos adversos relacionados al uso crónico de la l-dopa. Se piensa que cercano al 50% de los pacientes con Enfermedad de Parkinson, presentaran estas complicaciones, en algún grado, en los primeros 5 años de tratamiento con l-dopa. Estas complicaciones son tres: La primera la constituyen Las Discinesias, que son movimientos reptantes o como una especie de baile, completamente involuntario, que va desde la simple molestia social que le genera a el paciente que lo vean con este incomodo movimiento, hasta la completa incapacidad por movimientos violentos que no le permiten caminar, ni realizar tareas mas sencillas como comer o beber, La segunda complicación importante, la constituyen las Fluctuaciones motoras; el termino trata de explicar que el paciente comienza a experimentar cambios en cuanto a la capacidad motora y por tanto funcional, debido a la falta de efecto de la l-dopa. Comienza con fluctuaciones simples, fáciles de predecir por el paciente, es decir, él sabe cuanto tiempo le dura el efecto del fármaco, pero lamentablemete este fenomeno progresa hasta acortarse cada vez mas el efecto del farmaco, pasando más horas al dia sin efecto que con efecto; inclusive el paciente ya no puede predecir la duración del fármaco y vienen los "Off" repentinos y los fenomenos On-Off, que son los estados con y sin efecto del fármaco, a estas les llamamos fluctuaciones complejas. La Tercera, de estas complicaciones son las complicaciones mentales, que van desde las pesadillas, miedos, obseciones o paranoias hasta la copleta psicosis alucinatoria, con delirios bien estructurados. Muchas veces el paciente experimenta otros cambios como la hipersexualidad o estados deshinibitorios; tambien se observan estados confusionales y alteraciones cognitivas leves. Todos estas complicaciones son dosis dependientes, queremos decir que al rebajar ó quitar el farmaco desaparecen los efectos, pero por supuesto limitan la capacidad funcional del paciente al quitar el fármaco que le daba movimiento. Cuando aparecen las complicaciones, se deben modificar esquemas, dosis, tipos de fármacos, y si al realizar todo lo permitido no mejora la calidad de vida de el paciente, se plantearía la Cirugía de la Enfermedad de Parkinson.

Intervenciónes Quirúrgicas
En los últimos años, tratamientos quirúrgicos han aumentado las opciones para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Exísten tres opciones para los pacientes con la cual tratamientos convencionales no han producido alivio adequado. Para garantizar los mejores resultados, candidatos para estos tratamientos deberían satisfacer varias medídas antes de ser considerados. Candidatos deberían estar en buen estado físico y tener menos de 65 a 70 años de edad. También deberían ser evaluados por un neurólogo especializado en la enfermedad de Parkinson ya que estos tratamientos pueden perjudicar la salud de pacientes elegídos inapropiadamente.
Talamotomía destruye las celulas cerebrales en el tálamo para corregir el temblor en las manos y brazos de pacientes con ningunos otros síntomas. Los riesgos son mínimos. Mejoramiento de los síntomas es de inmediáto en 80 a 90 por ciento de los casos y recuperación completo toma seis semanas.
Palladotomía destruye las celulas cerebrales en el globus pallidus, la parte del cerebro que controla el movimiento. Esta operación puede asistír con problemas de movimiento lento, temblor, y desequilibrio, y se lleva a cabo con el paciente consciente. Generalmente se observa disminuición en los movimientos incontrolables y la recuperación toma seis semanas.
Implante de tejido fetal es una técnica experimental para restorar la habilidad del cerebro para producír la dopamina. La polémica moral y politica sobre esta técnica podría, en el futuro, dirigír a los médicos hacia el uso de células creadas genéticamente para este tipo de cirugía. Hasta la fecha, no exísten investigaciónes de largo plazo sobre los effectos de los implantes de tejido fetal, pero resultados preliminarios indícan que ésta cirugía puede reducír dramaticamente el uso de los medicamentos. Tambien se encuentra que los mejoramientos no se observan hasta despues de seis meses, con mejoramiento contínuo hasta los dos años siguientes.

Terápia Física y del Habla
El cuidado de los pacientes con la enfermedad de Parkinson incluye una dieta balanceada y ejercicio uniforme. Las terápias físicas, ocupacionales, y del habla tambien podrían ser indicadas.
Terápia física y ejercisios para fortalezer los músculos deberían ser parte integral en el manejar de la enfermedad de Parkinson. Un terapeuta le podría ayudar a establecer y seguir un programa de ejercicio. Una buena rutína debería incluír ejercicios para fortalezer y extender los brazos, las piernas, los pies y la cara, y ejercicios específicos para ayudar con el control de la deglución. Un terapeuta de ocupación le ayudaría con el caminar y con tareas cotidianas. Un terapeuta del habla le podría ayudar a mejorar la calidad, claridad y volumen de la voz. Cuando el habla esta súmamente perjudicada, una voz computarizada podria ser la solución en algunos casos. Tambien sería importante que los familiares aprendan nuevas maneras de ayudar al paciente comunicar. Por ejemplo, si el paciente esta confuso, tal vez sería necesario darle sugerencias. El no poder comunicarse es muy frustrante para el paciente y requiere que los familiares ofrescan apoyo y confianza.

Apoyo psicologico
El diagnostico de Enfermedad de Parkinson crea gran preocupación y confusión, no solo al paciente, sino a su familia; muchas veces por falta de información sobre que esperar en relación al pronostico de la enfermedad y otras por la manera particular en que cada paciente y/o grupo familiar asume la existencia de una enfermedad crónica, como lo es el Parkinson. Tambien hay que saber que una gran proporción de pacientes afectados de Enfermedad de Parkinson, presentan algún tipo de depresión, que muchas veces confunden al médico y a los familiares; la depresión en el parkinson se asocia a disminución de niveles de Serotonina ( un Neurotrasmisor ), que tiende a mejorar con inhibidores de la recaptación de Serotonina como la fluoxetina. Por todo lo antes expuesto, es recomendable que en ciertos momentos el paciente con enfermedad de Parkinson visite a un Psiquiatra con experiencia en trastornos del movimiento, hay que recordar que muchos fármacos utilizados en Psiquiatría agravan los signos parkinsonianos; tambien se recomienda la asistencia a la asociación del Parkinson, de la ciudad mas cercana, donde se suele ofrecer terapia de grupo para el paciente y para los familiares.